miércoles, 25 de octubre de 2017

Paradojas




Creo que los humanos no crecemos de forma pareja, homogénea en todos los ámbitos, pero lo que me llama más la atención es el contraste tan grande entre nuestra inteligencia emocional y nuestra inteligencia racional.
Por ejemplo, personas que en lo académico, en lo intelectual, incluso en su aspecto creativo, son muy destacadas, paradójicamente en otro campo de su vida son muy distintos, quiero decir, exhiben una verdadera pobreza.
Por ejemplo, el encumbrado académico que al mismo tiempo es un misógino patán o la maestra (con grado de maestría) que en el amor es tremendamente ingenua y así le va.
La lista es larga, pero la falta de inteligencia o ética contrasta profundamente con lo destacados que podemos ser en otros campos.
Cierto, todos estamos hechos de paradojas, sólo que a unos se les nota hasta en la oscuridad. ¿Todos conocemos a alguien así?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te agradezco el tiempo que te tomas para dejar un comentario. Mi correo es yadivia@hotmail.com